Suscribete

Marruecos potenciará el inglés en detrimento del español.

El futuro plan, denominado visión estratégica de la Educación y la formación 2015-2030, incidirá todavía más en la enseñanza del francés para que en la secundaria se eleve el nivel de conocimiento de dicho idioma citando que los métodos actuales no han dado los resultados deseados en la enseñanza de la lengua de Moliere.
De hecho, en noviembre de 2015, el ministro, francófono convencido, mandó una nota a directores de Institutos e inspectores de Educación, insistiendo en que las materias de Ciencias se impartan en francés, lo que motivó protestas de los sectores que defienden más el árabe.
Incluso el propio Partido Justicia y Desarrollo (PJD), del jefe del Gobierno, Abdelilá Benkirán, denunció el ‘lobby francófono’, expresión usada por los defensores de la lengua árabe que insisten en que la enseñanza de lenguas extranjeras no vaya en detrimento del árabe.
Muchos expertos marroquíes apoyan la recomendación de aumentar las horas de inglés, apuntando que es el idioma de la economía y además los investigadores solicitan que se tenga en cuenta el entorno para mejorar la calidad y recursos.
Hay distintos grupos de presión en apoyo del inglés señalando que Marruecos no puede limitarse solo al francés, que han impulsado una experiencia piloto denominada programa ‘Acceso’ para potenciarlo y a la que se sumaron numerosos colegios.
Las escuelas están optando por la apertura al inglés en la etapa primaria para pasar al francés en la secundaria.
Así, argumentan que es necesario para mejorar las posibilidades de las futuras generaciones, con el inglés a partir del cuarto año de primaria y también el francés, sin olvidar los dos idiomas que recoge la Constitución de 2011, el árabe, que se quiere como lengua fundamental en Primaria y lengua de enseñanza, y el tamazight.
Claramente todas estas medidas van a dejar el español todavía más en un segundo plano.
Las autoridades educativas creen que lo alumnos pueden compatibilizar hasta cinco idiomas durante la infancia y adolescencia.
Una encuesta refleja que el 95 por ciento de los estudiantes de bachiller son favorables al estudio de lenguas extranjeras.
Un informe de finales 2015 del Foro Económico Mundial refleja que Marruecos ocupa puesto 101 de los 140 analizados en este terreno.
En cuanto al español, tomando datos del Instituto Cervantes y del Ministerio de Educación en ambos países, se constata que Marruecos es el cuarto país del mundo por número de hablantes de español no nativo, por detrás de la Unión Europea, Estados Unidos y Brasil, con 1,5 millones de marroquíes, en concreto 1.529.665, con “competencia limitada”.
En cuanto al número de estudiantes de español, figura con el número 16 en el mundo, según el informe del Cervantes de 2015.
Hay 82.000 estudiantes matriculados, de los que 70.000 se encuentran en Primaria y Secundaria.
La existencia de esta comunidad de estudiantes en el país vecino explica, también, que Marruecos sea el tercer importador –fuera de Europa– de libros de enseñanza de español, tras Brasil y EE UU; de hecho, casi la cuarta parte de las exportaciones editoriales españolas totales a África son a Marruecos Con el actual sistema se incorpora dos lenguas extranjeras en la enseñanza obligatoria: la primera es el francés, en el tercer curso de primaria (ocho años), con ocho horas lectivas semanales; la segunda lengua, en el tercer curso de la educación secundaria obligatoria (14 años) con dos horas lectivas semanales, permite al estudiante elegir entre inglés –que domina en esa elección–, español, alemán, italiano o portugués.
Al llegar al bachillerato la segunda lengua tiene mayor o menor presencia en función de la especialización elegida.
Como reflejan los últimos datos del Ministerio de Educación de España, “el español se ha llegado a ofrecer hasta en el 51% de los centros; de hecho, es la tercera lengua extranjera, aunque a mucha distancia del inglés”, distancia que, con los nuevos planes, podía verse aumentada.
Los últimos datos oficiales publicados por el Ministerio de Educación marroquí muestran el interés de los estudiantes universitarios de grado por el inglés (35 %), seguido por el francés (30 %), árabe (el 26 %), con el español en un discreto cuarto plano, con casi 2700 estudiantes de Filología Hispánica en las diferentes universidades marroquíes (un 6 %).
Las principales universidades con estudiantes de Hispánicas, en sus facultades de Letras, son Agadir con casi 600, -es la universidad que acoge a los estudiantes saharauis- que supera desde hace solo dos años, a Tetuán, Casablanca y Rabat.
En el caso de los estudios de máster, los datos del gobierno marroquí muestran que el español tiene un papel secundario en el interés de los estudiantes de lengua y literatura.
De los 2000 estudiantes de filologías que cursaban sus terceros ciclos en universidades marroquíes, en el curso 2009-2010, la mitad se especializó en árabe y la otra mitad en francés (28 %), inglés (17 %), español (4 % con casi un centenar de estudiantes) y alemán (1 %).
Hay dos master dedicados al español, uno en Agadir, ‘Interculturalismo atlántico: Marruecos, Canarias e Iberoamérica’ y otro en Tetuán, bajo el título ‘Cultura hispánica y Comunicación’.
Hay que recordar que España cuenta con 22 centros educativos en todo el mundo, de los que la mitad (11) están en Marruecos: cuatro de enseñanza primaria, cuatro centros integrados de primaria y secundaria, dos centros de secundaria y uno de Formación Profesional.
De ellos, tres están en Tetuán, dos en Tánger, y los restantes en Rabat, Nador, Larache, Casablanca y Alhucemas.
En 2013 de sus 4.669 estudiantes, el 75 % eran de nacionalidad marroquí, un 23 % tiene nacionalidad española y el 2 % restante son de otras nacionalidades.
También hay seis institutos Cervantes, con un total de 8700 estudiantes según las últimas cifras registradas, de mayor a menor número de alumnos: Casablanca, Rabat, Tánger, Marraquech, Tetuán y Fez, y siete subsedes o aulas (Chauen, Larache, Alhucemas, Nador, Agadir, Esauira y Mequinez).
Es el segundo país en que hay más centros Cervantes, tras Brasil, con un total de 8700 estudiantes.
El español resiste, de momento, en la zona norte, el antiguo Protectorado español, el Rif y la zona Tánger-Tetuán, sin olvidar Sidi Ifni, Tarfaya y el Sáhara, e incluso se usa como idioma de resistencia ante todo el flujo francófono de las élites gobernantes de Rabat y Casablanca.
Todavía persisten los letreros en las calles de muchas ciudades marroquíes en español, no todo está perdido.
Fuente: Periodistas-es.com .

Tal vez le interese:

indegate consulting

Be the first to comment on "Marruecos potenciará el inglés en detrimento del español."

Leave a comment

Your email address will not be published.


*