Suscribete

¿Fortalecerán la democracia las elecciones africanas de 2023?

Elecciones en NigeriaElecciones en Nigeria

Más de una docena de países africanos tienen previsto celebrar elecciones en 2023. Según los expertos, esos comicios mostrarán si la democracia florece o no en medio de las diversas crisis del continente.

África celebrará elecciones estatales o parlamentarias en 17 países en 2023. Según The Economist Intelligence Unit, estas elecciones tendrán un impacto significativo en el continente.

The Economist Intelligence Unit también advirtió que el periodo electoral podría traer volatilidad a África y que existe un alto riesgo de protestas políticas, manifestaciones masivas y huelgas en varios países.

“En primer lugar, queda por ver si el drama golpista que vimos en el continente en 2022 continuará o si 2023 marcará una ruptura con este fenómeno, especialmente a la luz del reciente intento de golpe de Estado en Santo Tomé y Príncipe”, declaró a DW Fonteh Akum, director ejecutivo del Instituto de Estudios de Seguridad.

Según las autoridades, la nación insular del Golfo de Guinea sufrió un intento fallido de golpe de Estado el 25 de noviembre de 2022.

Una de las cuestiones críticas en 2023 será si la democracia se consolida o retrocede aún más.

“Las elecciones clave a vigilar son las de Nigeria, Sudáfrica, la República Democrática del Congo y Zimbabue, con probabilidades de violencia en algunos de estos países”, dijo Alex Vines, jefe del programa de África en el think tank Chatham House, con sede en Londres.

Todos los ojos puestos en las elecciones nigerianas de 2023

Nigeria ha sido testigo de una oleada de compromiso cívico y político por parte de los jóvenes de cara a las próximas elecciones presidenciales de finales de febrero. Sin embargo, el periodo previo a los comicios en el país más poblado de África se ha visto empañado por la violencia política y los disturbios.

“Las elecciones nigerianas son muy importantes porque se trata de una de las mayores economías del continente, y Nigeria tiene problemas de seguridad”, afirma Akum.

Las elecciones también son importantes por el voto de los jóvenes nigerianos, que podrían inclinar la balanza de poder entre los principales partidos políticos hacia un lado u otro”.

El ambiente político en este país de 217 millones de habitantes es tenso antes de las elecciones de febrero. El Presidente en funciones, Muhammadu Buhari, no se presenta de nuevo tras dos mandatos en el cargo, lo que hace que sean unas elecciones de cambio, afirmó Akum.

El partido gobernante, All Progressives Congress, y el mayor partido de la oposición, el Partido Democrático Popular, serán los principales contendientes. Pero Akum señaló que un tercer candidato podría influir significativamente en la contienda. Peter Obi, empresario y candidato presidencial por el Partido Laborista, goza del apoyo masivo de los jóvenes nigerianos.

Persisten las crisis en África Occidental

África Occidental está marcada por una creciente inestabilidad y la propagación del extremismo violento, señaló Akum. En los países del Sahel, Burkina Faso y Malí, los militares han dado recientemente golpes de Estado, en Malí por segunda vez en poco tiempo. Será importante ver cómo se desarrolla su transición, añadió Akum.

Las crisis del continente persistirán en 2023, según Alex Vines. “Especialmente en el Sahel, sobre todo en Mali y Burkina Faso, pero también en Níger”, dijo.

La situación sigue siendo preocupante en Camerún y Nigeria, ya que hay una gran inseguridad en algunas partes de esos países.

En Vines, está por ver si se mantiene el acuerdo de paz firmado en noviembre entre el gobierno etíope y el Frente de Liberación del Pueblo Tigray. Además, el norte de Mozambique sigue siendo motivo de preocupación, donde el terror yihadista empuja a la población a huir.

El este del Congo también se considera un foco de problemas. El conflicto allí pone en el punto de mira las elecciones presidenciales y parlamentarias previstas para el 20 de diciembre de 2023.

Según Akum, las decisiones del Presidente en funciones, Felix Tshisekedi, sobre cómo reaccionar ante la violencia de las milicias rebeldes en el este podrían afectar al desarrollo de las elecciones. Pero añadió que lo que importa en todas las elecciones es cómo las comisiones electorales gestionan eficazmente los procesos y manejan los desafíos electorales.

Se espera que Tshisekedi vuelva a presentarse a las elecciones y podría enfrentarse al político de la oposición Martin Fayulu.

Sudáfrica en una encrucijada

En Sudáfrica, el Congreso Nacional Africano, que gobierna el país desde el fin del apartheid en 1994, reeligió al presidente Cyril Ramaphosa como su líder en el congreso del partido ANC poco antes del nuevo año.

El interés público en la votación era alto, porque el presidente del ANC ha sido considerado tradicionalmente como el principal candidato y, en última instancia, jefe de Estado desde 1994. Las elecciones presidenciales y parlamentarias de Sudáfrica se celebrarán en 2024.

Ramaphosa se enfrentaba a una ardua batalla por la reelección. Ha sido acusado de blanqueo de dinero y corrupción, y la oposición ha exigido su dimisión. El partido ANC se encuentra ahora en una encrucijada, con su indiscutible posición de poder en las elecciones en juego. Los observadores políticos afirman que la culpa es de años de mal gobierno, políticas contradictorias, mala administración y corrupción a gran escala.

Zimbabue: inestabilidad e hiperinflación

En la vecina Zimbabue, es probable que la recién formada Coalición Ciudadana por el Cambio, el mayor partido de la oposición, liderada por el veterano opositor Nelson Chamisa, se enfrente al Presidente Emmerson Mnangagwa en las elecciones presidenciales previstas para el próximo año.

Pero la brutalidad con la que la gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico ha respondido a los desafíos a su gobierno en el pasado hace temer disturbios. El país del sur de África lleva más de dos décadas asolado por la inestabilidad. Además, la hiperinflación ha empobrecido al otrora próspero país.

El aumento de la inflación incrementa la deuda

“La recuperación económica de África tras la crisis del COVID-19 en 2022 se ha visto interrumpida por una serie de perturbaciones”, afirma Vines. Entre ellos, la escasez de suministros y el rápido aumento de la inflación, alimentado también por el impacto mundial de la invasión rusa de Ucrania.

Como resultado, dijo, el pago de la deuda sigue siendo un problema para muchos países. A esto se suman, dijo, los elevados costes de los préstamos en las peores condiciones de la historia. “Esta tendencia continuará en 2023, pero seguirá habiendo crecimiento económico africano”.

Según Vines, es probable que las grandes economías de Nigeria y Sudáfrica crezcan más lentamente, pero los precios de las materias primas, en particular de los productos energéticos, los metales y los minerales, seguirán subiendo.

Los inversores y compradores también están intentando diversificar sus cadenas de suministro fuera de Rusia. Vines afirmó que varios países, entre ellos Angola, Nigeria, Congo, Namibia, Tanzania y Zambia, se beneficiarán de ello.

Fuente: Deutsche Welle

Tal vez le interese:

indegate consulting

Be the first to comment on "¿Fortalecerán la democracia las elecciones africanas de 2023?"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*