Las ventas aumentaron un 40,5% mientras la inflación se apoderaba del país.

A pesar del aumento de la inflación, las ventas de automóviles en Marruecos superaron los 21.660 millones de dirhams, es decir, 2.130 millones de dólares, a finales de febrero de 2023.

Esta cifra representa un aumento del 40,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según los nuevos datos de la Oficina de Cambios del 1 de abril.

La oficina atribuyó la evolución al aumento en todos los segmentos del sector, incluidos el de la construcción, el cableado y los interiores y asientos de vehículos.

Las exportaciones del sector de la electrónica y la electricidad aumentaron un 36,4% hasta alcanzar los 3.650 millones de dirhams (360 millones de dólares) durante el mismo periodo. Esta evolución se debe al aumento de las ventas de material electrónico en un 57,7%, hasta alcanzar los 1.400 millones de dirhams (138 millones de dólares), así como de cables.

El sector del automóvil es uno de los que más aportan a la economía marroquí.

En marzo, el país norteafricano firmó dos acuerdos con Renault Maroc para impulsar la formación en el sector.

El Ministro de Inclusión Económica, Younes Sekkouri, subrayó la importancia de la formación en el sector, calificándola de «locomotora para la preparación y la movilización de competencias».

La semana pasada, el Rey Mohammed VI renovó el compromiso de Marruecos con el avance del sector, haciendo hincapié en que el país se convierta en un polo industrial clave en el mercado mundial.

Durante el primer acto del Día Nacional de la Industria, el Rey Mohammed VI destacó que el país se posicionaba como un destino clave para varias industrias punteras, entre ellas la aeronáutica y el sector del automóvil.

Según la Oficina de Cambio, las ventas de textiles y cuero también registraron un aumento del 15,1% durante los dos primeros meses de 2023 gracias al incremento de las exportaciones de ropa confeccionada, calzado y géneros de punto.

Las ventas de fosfatos y derivados, sin embargo, disminuyeron a 10.960 millones de dirhams (1.000 millones de dólares) en febrero contra 14.680 millones de dirhams (1.440 millones de dólares) registrados durante el mismo período del año pasado.

«Esta evolución se explica por la disminución de las ventas de fertilizantes químicos naturales, las de ácido fosfórico y las de fosfatos», explicó la oficina.

Source: MoroccoWorldNews