Suscribete

El peligro de la tentación proteccionista

Marruecos es el país más abierto para los negocios en el norte de África, según los informes de los organismos internacionales o de las agencias especializadas como Doing Business. Fruto de ello, Marruecos atrajo en 2013 un total de 40.000 millones de dirhams (unos 3.571 millones de euros) de inversiones extranjeras directas, lo que supuso un récord histórico y demuestra el atractivo y potencial del país para los inversores.

El rey Mohamed VI, ha desplegado durante la última década, una inteligente diplomacia económica que ha situado al país en una excelente posición en la cadena de valor internacional . y especialmente en el África Subsahariana. El país ha impulsado igualmente, una serie de reformas y medidas políticas, económicas y sociales, que conjuntamente con la inversión en infraestructuras world class, han seducido muchos empresarios a instalarse en el país.

La sociedad marroquí ha jugado la carta de la estabilidad y seguridad jurídica, y hace que sea visto como un país que puede ejercer un importante rol como hub regional para los negocios, tanto hacia el norte (con la UE), como hacia el sur (con los países subsaharianos).

Sin embargo hay movimientos contradictorios que pueden constituir un freno a la competitividad y la innovación. El reciente acuerdo entre el sector de la construcción y obras públicas con el Gobierno para potenciar a las empresas nacionales mediante la clausula de la preferencia nacional en las licitaciones y contratos públicos, va en contra del espíritu de apertura y libre competencia.

Es positivo y necesario apoyar a la industria o la economía nacional, pero ello tiene que estar basado en la formación, el talento, la inversión en I+D+i, y los incentivos a la exportación o a la creación de potentes sectores económicos para hacerlos altamente competitivos en los mercados internacionales abiertos.  El camino no puede ser el proteccionismo o la protección artificial de sectores poco competitivos que empobrecen tanto a las empresas como al país a medio y largo plazo.

 

Tal vez le interese:

indegate consulting

Be the first to comment on "El peligro de la tentación proteccionista"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*