Suscribete

El mercado Halal atrae a las grandes empresas

El mercado Halal emerge como un enorme nicho de mercado por explotar, y las grandes multinacionales ya se están posicionando.
Las empresas han comenzado amidor musulmán conn la certificación necesaria para acceder a más de 1.600 millones de consumidores en todo el mundo.
Halal es una palabra árabe que hace referencia a lo permitido.
Normalmente se usa en la alimentación y restaurantes pero también en turismo y cosmética.
Si las empresas no garantizan que sus productos cumplen ciertos requisitos, no podrán acceder a un mercado que en 2020 llegará a los 1,81 billones de euros (desde los 1,3 de 2014), sumando las actividades de alimentación, turismo y cosmética, según cálculos de Thomson Reuters.
Aunque también hay otros como la moda, la farmacia e incluso las finanzas (3,1 billones) porque el islam prohibe el interés, la usura y la especulación abusiva.
Grandes grupos empresariales ya han comenzado a adaptarse a estos consumidores para ganar exportaciones, según se recoge de los datos presentados por Tomás Guerrero, investigador del IE Business School, la semana pasada en el encuentro España Halal en Cifras celebrado en Córdoba y organizado por el Instituto Halal.
“En 2030 se calcula que ya habrá 2.200 millones de musulmanes en el mundo”, explica Guerrero.
“Muchos de estos países de mayoría musulmana crecen más que la media mundial, son países emergentes con economías dinámicas donde están surgiendo una pujante clase media”, añade.
El investigador de IE Business School destaca que en el sector de la distribución halal, por ejemplo, ya ha entrado la francesa Carrefour y la británica Tesco, además de los fabricantes Unilever, Nestlé o L’Oréal en el caso de la cosmética.
Cadenas de restaurantes, como KFC también se han adaptado a esta linea de clientes.
En turismo, obviamente las grandes aerolíneas de países de mayoría musulmana como Turkish, Emirates o Qatar Airways llevan la delantera.
Poco a poco, las firmas españolas también están entrando en este mercado.
Alrededor de 270 empresas están avaladas con este sello, según el Instituto Halal, una entidad encargada de certificar estos bienes y servicios.
Entre las grandes compañías con esta garantía para los consumidores musulmanes se encuentra Repsol, con productos destinados a los procesos de las industrias alimentarias y químicas.
También Dulcesol, Pascual, Hero, Mahou, Industrias Lácteas Asturianas o Covap.
Mayoritariamente estos negocios se encuentran en Cataluña y Andalucía.
La mayoría, alrededor de 250, pertenecen al sector de la alimentación, que es, a su vez, el más importante de este mercado.
En 2014, este segmento movía 1,1 billones en todo el mundo y en 2020 llegará a los 1,5 billones.
“España se encuentra muy atrasada en la exportación de la industria agroalimentaria a estos países, cuando somos una potencia europea”, recuerda Guerrero.
En el caso de la cosmética, en la que todos los ingredientes deben cumplir con los mandatos del Corán, se mueve alrededor de 54.000 millones y otros 80.000 millones dentro de cuatro años.
Fuente.
Cinco Dias .

Tal vez le interese:

indegate consulting

Be the first to comment on "El mercado Halal atrae a las grandes empresas"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*